Dejar de fumar en 6 posts (2/6)

Tabaco por el suelo. Dejar de fumar paso 1.
La foto está tomada de la galería de Machbel en Flickr.

En la primera entrada de esta serie sobre “Dejar de fumar en 6 posts” presenté algunas  cuestiones generales sobre el tabaquismo y su abandono. Ahora es el momento de comenzar con el primero de los 5 pasos para superar la dependencia tabáquica. En la sexta y última entrada haremos una pequeña recapitulación.

Dejar de fumar. Paso 1: Beneficios inmediatos de dejar de fumar

Cualquier persona que lleve décadas fumando será una verdadera maestra en el arte de racionalizar. Si es tu caso, ya sabes de lo que hablo. Cualquier argumento científico (¡y mira que los hay!) se dará de bruces con una resistencia correosa que acostumbra a comenzar su defensa con un “no, si ya sé que es malo, pero…” Se puede hablar de bronquitis crónica, del riesgo de infarto, de envejecimiento prematuro de la piel o del coste económico que cada año representa el tabaco para el bolsillo. Da lo mismo. Comenzará una sesión de esgrima dialéctica en la que, frente a los riesgos del tabaquismo para la salud, hablará del placer de fumar, mencionará las muchas veces que lo ha intentado y le ha salido mal, se dirá a sí misma que “de algo hay que morir” o que “peor es trabajar”. ¿Te suena?

Por eso es tan importante plantearse objetivos a corto plazo, que sean significativos para ti. Nadie te va a convencer. Sólo tú puedes dejar de ponerte excusas. Después de más de 20 años fumando, en tu fuero interno sabes que el placer derivado del tabaco es más bien escaso. Y si en la otra balanza pones los “efectos colaterales”… Sabes, por ejemplo, que si te fatigas tan rápido no es (solo) por la edad, sino porque tu sistema respiratorio está pidiendo a gritos un descanso.

Necesitas motivos que permitan compensar esa tendencia a la racionalización. Necesitas identificar y destacar esos beneficios inmediatos que esperas obtener del abandono del cigarrillo. Beneficios concretos, realistas, suficientemente importantes como para resultar motivadores:

Plantéate pequeños objetivos personales que te motiven a cambiar. Y no empieces hasta que los tengas claros. No saltes sin red. Tu red la forman todas esas metas que te propones conseguir. Haz un listado con tus 10 razones para dejar de fumar (¡para que tú deje de fumar!) Razones personales que consideras prioritarias, no mera retórica. Repásalas hasta que te las sepas de memoria. Compártelas con las personas de tu entorno. Pídeles opinión y apoyo. Colócalas a la vista en los espacios en los que más tiempo pasas despierto, a modo de recordatorio. Hasta qué estés bien convencido, no des el siguiente paso. ¡Adelante con tus razones!

Si quieres, nos vemos el jueves que viene para seguir avanzando. Para entonces ya tendrás bien claros los motivos que en tu caso justifican el abandono del tabaco. Tu top ten de motivos para dejar de fumar.

Anuncios

Un pensamiento en “Dejar de fumar en 6 posts (2/6)”

Los comentarios están cerrados.