El gran cuaderno: educación en valores y contexto

– ¿No hay gente mayor? – No… – Entonces tendremos que cuidarnos nosotros mismos. El señor de las moscas. William Golding.

Escalofriante El gran cuaderno, la película dirigida por el húngaro János Szász. En las postrimerías de la II Guerra Mundial, dos niños gemelos son confiados por sus padres a la abuela que vive en el campo, lejos aparentemente de la tragedia bélica. Hasta aquí nada especial, si no fuera porque no vuelven a saber de su madre ni de su padre hasta años después, porque la abuela (“La bruja”, para buena parte del vecindario) es una psicópata alcoholizada sin la menor empatía y porque los dramas humanos de la guerra están muy presentes en la vida cotidiana del pueblo. Los dos hermanos, abandonados a su suerte en un mundo hostil, deciden emprender por su cuenta y riesgo un proceso de educación que les inmunice ante el dolor físico y emocional. Terminan como dos adolescentes hiperadaptados a unas condiciones deshumanizadas.

En educación, el contexto lo es (casi) todo

La película muestra el papel clave del contexto en la educación moral. Por acción y por omisión. Un entorno vital estructurado, con una familia ocupada en la formación y unas condiciones sociales en las que primen el reconocimiento y la empatía, favorecerá el desarrollo de valores prosociales. Por el contrario, un entorno desquiciado, con una familia ausente (física o emocionalmente) y un escenario social que promueva el individualismo, el “sálvese quién pueda” o señale a las demás personas como medios para conseguir los propios fines, hará más probable el desarrollo de valores antisociales.

Para la educación moral de chicas y chicos, tan negativo como el hipercontrol que no deja espacio a la exploración autónoma (asumiendo como parte del proceso educativo los riesgos que tal exploración conlleva), es el abandono que deja la educación en valores en manos del azar. En casos extremos como el que relata la película, condenando a sus protagonistas a la barbarie. Sin ir a situaciones tan extremas, privándoles del desarrollo de esa guía moral que es la empatía.

Cartel de la película "El gran cuaderno"

Cartel de la película “El gran cuaderno”

Anuncios