12 habilidades psicosociales para promover la autogestión y la presencia social

La imagen está tomada por mi de una figura de Natarásh y editada con Snapseed

Con esta entrada abro una serie de entregas centradas en las habilidades psicosociales. Un conjunto de destrezas que han recibido diversas denominaciones por parte de las diferentes instituciones que han visto en ellas un recurso necesario para gestionar la propia vida y las dinámicas sociales: habilidades sociales, habilidades socioemocionaleshabilidades blandas y habilidades para la vida son algunas de estas denominaciones. Todas ellas enfatizan algún aspecto particular y, desde esa perspectiva, adquieren todo su sentido. Por mi parte prefiero hablar de habilidades psicosociales porque me parece que evitan algunas de las limitaciones de los cuatro tipos señalados:

  • La categoría “habilidades sociales” alude sobre todo a recursos necesarios para mejorar la interacción social, pero este criterio desatiende perspectivas intrapersonales que me parecen muy relevantes.
  • Hablar de “habilidades socioemocionales” me parece más acertado, aunque limita los contenidos intrapersonales a las emociones, descuidando componentes cognitivos nada desdeñables.
  • EL concepto “habilidades blandas”, vigente sobre todo en el mundo del management, me parece desafortunado ya que, comprendidas en toda su profundidad, se trata de las habilidades más necesarias para gestionar la propia vida, y de blandas no tienen nada.
  • Por último, la denominación “habilidades para la vida” a pesar de su lirismo me parece que peca de un exceso de abstracción, lo que las convierte en un cajón de sastre en el que podría caber prácticamente cualquier contenido.

Estas habilidades han sido puestas en relación con asuntos educativos, sociales y sanitarios de la más diversa naturaleza: prevención del abuso de drogas, inclusión social, educación afectivo-sexual, prevención de la transmisión del VIH, fomento de una convivencia positiva entre diferentes, resiliencia, empleabilidad, emprendizaje… Más que referirlas a algún aspecto concreto de la experiencia humana voy a poner el acento en su potencial para promover el bienestar personal. Y voy a  presentarlas como uno de los componentes clave de la capacidad personal para gestionar los propios recorridos vitales, pero que no puede entenderse sin considerar también los determinantes sociales de la conducta humana. Es decir, habilidades necesarias para sentirse bien y hacer que las personas con las que convivimos se sientan bien, sin por ello desatender los factores sociales que influyen en nuestro bienestar.

Una taxonomía clarificadora

Las habilidades psicosociales conforman un mosaico cuyas piezas solo cabe separar artificialmente. Sin embargo, por una cuestión de claridad las voy a dividir en dos grupos: habilidades intrapersonales y habilidades interpersonales. Las primeras tienen más que ver con lo que se conoce como el fuero interno, la vida interior, el modo de pensar, de sentir, de actuar por unas u otras motivaciones… Las segundas tienen que ver, sobre todo, con el estilo de relación con las personas con las que convivimos en los distintos territorios de nuestra vida. Como es obvio, están íntimamente relacionadas.

En el grupo de las habilidades intrapersonales incluiré las siguientes:

  1. Autogobierno.
  2. Asertividad.
  3. Inteligencia emocional.
  4. Pensamiento crítico.
  5. Creatividad.
  6. Proactividad.

Entre las habilidades interpersonales incluiré estas otras seis:

  1. Empatía.
  2. Capacidad relacional.
  3. Gestión de conflictos.
  4. Comunicación.
  5. Colaboración.
  6. Integridad moral.

Quizás no estén todas las que son, pero creo que son todas las que están. Durante las próximas 12 semanas dedicaré una entrada a cada una de estas 12 habilidades. Terminaré la serie con un post específico sobre el entrenamiento en estas habilidades psicosociales a través de dinámicas y procesos formativos que permitan pasar del laboratorio a la vida real.

Anuncios

Un pensamiento en “12 habilidades psicosociales para promover la autogestión y la presencia social”

Los comentarios están cerrados.