Participación juvenil: “¡Tú no sabes con quién estás hablando!”

La imagen corresponde a uno de los momentos del trabajo por grupos.
La foto fue tomada por Rai Parreño, y corresponde a uno de los momentos del trabajo grupal.

Ayer presentamos en Portugalete, junto con el alcalde, las conclusiones del encuentro juvenil #gazteok – ¡Tú no sabes con quién estás hablando! Hablo aqui del sentido general del encuentro y de las principales conclusiones.

Incorporar a las políticas públicas procesos de participación

Durante décadas, las instituciones públicas han dinamizado políticas y programas con una buena dosis de “despotismo ilustrado”: todo por el pueblo, pero sin el pueblo. Se consideraba que los equipos humanos al servicio de las administraciones públicas disponían de la formación y la experiencia suficientes para diseñar, implementar y evaluar por sí solos los programas considerados prioritarios. Si en la década de los 80 hubo iniciativas basadas en procesos de participación comunitaria, como era el caso, por ejemplo, de algunos planes municipales sobre drogas, con los años tal participación fue decayendo, y las políticas y programas asumieron una dinámica más burocrática.

Era el sino de los tiempos. Pero algo parece estar cambiando. Hoy resulta cada vez más difícil imaginar la planificación de políticas públicas, al menos las relacionadas con la juventud, el bienestar social, la promoción de la salud… que no exploren fórmulas de participación ciudadana. Con objeto de que dichas políticas dispongan de un claro “principio de realidad” (las preocupaciones concretas de las personas que viven y trabajan en el municipio), y de que la ciudadanía tenga oportunidad de tomar parte activa en su definición, en su desarrollo, en su valoración. Explorar procesos y dinámicas participativos que contribuyan a mejorar la vida de las personas mediante el desarrollo de políticas basadas en sus necesidades reales y en la contribución de sus propias energías.

Hackeando la prevención de las drogodependencias

En un campo específico como es la prevención de las drogodependencias, profesionales del ayuntamiento de Portugalete (Rai Parreño y Marta Azkarretazabal), y yo mismo definimos en 2012 una iniciativa orientada a reflexionar críticamente sobre la experiencia anterior, a partir de procesos participativos. La llamamos “Hackeando la prevención de las drogodependencias”, y nos ha permitido dinamizar un interesante proceso de participación del que di cuenta en la entrada Explorar fórmulas para trabajar con adolescentes. En aquella primera ocasión, el tema “Menores y alcohol” fue el que atrajo nuestra atención. En torno a él convocamos un encuentro de profesionales de diversa procedencia (ayuntamiento, universidad, educación en medio abierto, familia, escuela…) para reflexionar conjuntamente acerca de cómo intervenir de manera más efectiva para revertir el riesgo de que chicas y chicos se interesan en exceso por el alcohol.

Con esta misma lógica convocamos en 2013 otro encuentro profesional, para extender en este caso la reflexión al tema “Menores y cannabis”. En ambos encuentros se puso de manifiesto que, más allá de las peculiaridades de las sustancias, la prevención resultar tanto más efectiva cuanto más contribuye al desarrollo personal y social de chicas y chicos. Un desarrollo que colisiona con cierta imagen social negativa de la adolescencia. Preocupados por esta percepción, en 2014 convocamos un tercer encuentro, bajo el lema “Miradas desprejuiciadas de la adolescencia”. Reunimos para ello a un nuevo grupo de profesionales a quienes invitamos a pensar conjuntamente acerca de otros modos de entender la adolescencia, que no pusieran el acento en los problemas, sino en las conductas positivas, en el desarrollo personal. En 2015 nos pareció que el desenlace natural de este proceso sería un encuentro dirigido abiertamente a adolescentes y jóvenes.

Escuchar la polifonía juvenil

¿Cómo se ven? ¿Cómo se sienten? ¿Qué les preocupa? ¿Cuáles son sus necesidades? ¿Cómo nos ven? ¿Cómo valoran los temas que a la sociedad adulta y a sus instituciones le preocupan? Para debatir sobre ello, el 16 de diciembre de 2015 dinamizamos en el Centro Cultural Santa Clara de Portugalete el encuentro juvenil “#gazteOK – ¡Tú no sabes con quién estás hablando!” Un encuentro con el que pretendíamos invitar a un grupo de adolescentes y jóvenes a reflexionar sobre sus vidas a partir de sus propias preocupaciones, y a compartir su particular percepción sobre quiénes son, cómo son, cómo se sienten, cuáles son sus “proyectos de vida”, cómo consideran que deberían ser las propuestas que se les dirigen desde perspectivas como la salud, las drogas, la sexualidad, …

Con este propósito organizamos un encuentro en el que tomaron parte 40 jóvenes con edades comprendidas entre 16 y 22 años, de los centros formativos del municipio. Un grupo que no iba a representar a ninguna institución, ni al conjunto de adolescentes y jóvenes del municipio, sino a sí mismo. Un grupo que reflejara la máxima diversidad en cuanto a variables como: género, edad, procedencia cultural, formación, compromiso social… Asumimos que ser joven no otorga una mirada unívoca sobre la realidad. Por eso el relato en el que damos cuenta del encuentro se ha creado con la voluntad de reflejar una realidad coral. Una realidad construida a partir de monólogos y de diálogos, del virtuosismo de un solo, de la necesaria comunidad de una orquesta o del desorden aparente de una jam session.

Principales conclusiones

Presentamos los principales aportaciones que surgieron de este encuentro con respecto a los cinco temas seleccionados por quienes participaron.

El futuro

  • Enriquecer el itinerario educativo del alumnado para que responda mejor a las expectativas de un futuro caracterizado por la incertidumbre
  • Mejorar la calidad de los Servicios de Orientación, de manera que estén en mejores condiciones para acompañar procesos complejos de elección.

La sexualidad

  • Normalizar la educación sexual en la escuela para superar tabués y mitos y tener una visión más saludable de la experiencia sexual.
  • Descentrar le educación sexual de riesgos y advertencias para hablar de la búsqueda de placer y de cómo dar placer a las personas con las que se vive la sexualidad.

El control en la pareja

  • Cuestionar educativamente el ideal del amor romántico en la “educación sentimental” de chicas y chicos.
  • Actuar sobre los micromachismos que, aparentando ser conductas banales, sin mala intención, están en la base de formas más graves de violencia.

El bullying

  • Promover una respuesta más acertada por parte de la escuela, que promueva el respeto a la diversidad.
  • Trabajar con las personas acosadas y las acosadoras, sin olvidar al grupo de cómplices y a quienes prefieren mirar para otro lado.

Las drogas

  • Acompañar educativamente procesos orientados a mejorar la capacidad para  gestionar la relación con las drogas.
  • Fortalecer y hacer más precoz la educación sobre drogas.

Puedes acceder al informe completo.

Termino este resumen con el vídeo elaborado a partir de la experiencia.

Anuncios