Archivo de la etiqueta: alcohol

Reducción de buena parte de los consumos adolescentes de drogas, buena noticia para la salud pública

La foto la hice el 18 de agosto de 2016 en el Bosque de Orgi, Navarra.

Piense lo que cada cual piense de las drogas, de su papel en la historia y del confuso tratamiento legal que actualmente reciben, existe un acuerdo bastante amplio en que los consumos por parte de adolescentes son motivo de atención. De ahí que se dé tanta relevancia a los indicadores que muestran la magnitud y evolución de estos consumos, las edades a las que se inician, el modo en que evolucionan (o no) hacia prácticas de mayor riesgo, su mantenimiento en el tiempo, etc.

Pues bien, los informes que se han publicado en los últimos tiempos teniendo a esta etapa evolutiva como universo de investigación muestran una evolución general positiva que hace especialmente extravagante cualquier tentación alarmista. A excepción de los hipnosedantes y, con datos sobre el cannabis o siempre coincidentes entre estudios. Echemos un vistazo a algunos datos, centrándonos en las cuatro familias de sustancias más consumidas: alcohol, tabaco, cannabis e hipnosedantes (estos últimos solo en el caso de ESTUDES, que veremos en primer lugar). Para más detalle, enlazo los informes completos cuando están disponibles on line.

ESTUDES 2018-2019 (población española escolarizada de 14-18 años)

En el último informe de la Encuesta sobre uso de drogas en enseñanzas secundarias se analiza la evolución experimentada entre 1994 y 2018.

  • Alcohol: la situación en 2018 es mejor que la de 1994 para todos los indicadores de consumo, a excepción de las borracheras durante los últimos 30 días. Aumenta la edad de inicio. También lo hace la percepción de riesgo, en términos generales.
  • Tabaco: todos los indicadores de consumo mejoran sensiblemente en el periodo considerado, aunque el último informe muestra un incremento que habrá que observar si se confirma en sucesivas ediciones, especialmente en lo referente al consumo diario. Aumenta también la edad de inicio. La percepción de riesgo se incrementa desde 1996.
  • Cannabis: a expensas de ver si se confirman en futuros estudios los incrementos experimentados entre 2014 y 2018, la tendencia general parece descendente desde su punto más alto en 2004. El consumo de riesgo medido con la escala CAST mantiene una tendencia descendente entre 2010 y 2014, momento a partir del cual la curva se invierte. Aumenta la edad de inicio desde 2006. La percepción de riesgo se mantiene bastante estable en índices que superan el 85 % desde 2006.
  • Hipnosedantes: todos los indicadores de consumo de estas sustancias aumentan. También lo hace la edad media de inicio. La percepción de riesgo supera el 85 desde 1994.

HBSC 2002-2018 (población española escolarizada de 11-18 años)

El último informe español del estudio Health Behaviour in School-aged Children hace un análisis comparativo de los datos desde 2002 hasta 2018, y en síntesis encuentra lo siguiente:

  • Alcohol: aumenta considerablemente la población abstemia o que bebe de manera esporádica. Se reduce el consumo semanal. Aumenta el porcentaje de adolescentes que bebe todos los meses. Quienes se emborrachan mantienen una tendencia general descendente. Disminuye el inicio temprano (13 años o antes) en la conducta de beber, así como en los episodios de embriaguez.
  • Tabaco: disminuye el consumo diario de manera significativa, así como el consumo semanal y esporádico. Disminuye el inicio temprano en la conducta de fumar.
  • Cannabis: el consumo de cannabis en los últimos 30 días se reduce desde 2006. El consumo “alguna vez” se reduce de manera significativa desde 2006.

Drogas y escuela IX (población vasca escolarizada de 12-22 años)

El último informe, publicado en 2019 y del que solo conozco la edición impresa, hace una comparativa entre 1982 y 2017.

  • Alcohol: entre 2006 y 2017 se reduce el porcentaje de quienes han bebido alcohol alguna vez, así como el de quienes lo han hecho el último año y el último mes. En ese mismo periodo se reduce de manera significativa el porcentaje de bebedores de riesgo y bebedores excesivos de fin de semana. Desciende así mismo el porcentaje de quienes se han emborrachado durante el último año y el último mes.
  • Tabaco: tendencia general descendente desde 1981-82, con repuntes en el periodo 1996-2006 que recuperan posteriormente la tendencia a la baja.
  • Cannabis: tendencia general descendente del consumo alguna vez en la vida, el año anterior y el mes anterior desde 2006, con un repunte del consumo alguna vez en la vida entre 2011 y 2017.

Una llamada a la serenidad y al trabajo basado en la evidencia

Generalmente, los estudios muestran luces y sombras. Según la voluntad con la que te acerques a los datos es probable que enfatices unos u otros aspectos. En mi caso, los datos positivos me parecen lo más significativo de los tres informes consultados. Que la tendencia mostrada en los últimos años e incluso décadas es, en términos generales, bastante positiva, me parece innegable. Conviene, por lo tanto, que los discursos mediáticos (y técnicos) ajusten el tratamiento del “tema drogas” al carácter positivo de la evolución experimentada por los consumos adolescentes. Sin concesiones a la alarma, sin sensacionalismo. Sin negar la realidad en lo que tiene de negativo, que lo hay, pero en un marco general marcadamente positivo que difícilmente puede no considerarse una buena noticia desde una óptica de salud pública.