Archivo de la etiqueta: evidencia científica

Descargar el lenguaje para hacer prevención del abuso de drogas

La imagen se titula “Nostradamus” y pertenece a la galería de Riccardo Cuppini en Flickr.

La fascinación por el apocalipsis domina la escena política, estética y científica. Es una nueva ideología dominante que hay que aislar y analizar, antes de que, como un virus, se adueñe de lo más íntimo de nuestras mentes. Marina Garcés. Nueva ilustración radical.

Como dice el texto del IV Plan Municipal de Drogodependencias de Portugalete, necesitamos una nueva narrativa para hablar de drogas y de prevención; un nuevo lenguaje, unas nuevas metáforas que saquen este tema del asfixiante terreno del rigorismo moral y lo sitúen en el del rigor científico. Nuevos relatos que destierren de una vez por todas mensajes apocalípticos, a menudo con una sobrecarga de añadidos moralistas que cuestionan toda base científica (esa profusión de referencias a epidemias de esto  de lo otro…)

Necesitamos descargar el lenguaje, desmoralizarlo para ajustar los mensajes preventivos a la verdad. Descargar las palabras también para mejorar la credibilidad que los equipos que trabajamos en prevención, a quienes, en general, nos vendría bastante bien una mayor cultura sobre las drogas.

Deconstruir discursos con olor a naftalina, tan deudores de un sanitarismo recalcitrante que a menudo desatienden las complejas dimensiones del ser humano que ante el consumo de drogas parecen activarse. Necesitamos una nueva cultura preventiva, intelectualmente más ambiciosa y comprehensiva.

Necesitamos un nuevo lenguaje, un nuevo mapa simbólico que permita definir de manera más cabal nuestras actuaciones, sin dejarnos llevar por inercias y perezas. Una cultura preventiva basada en la ilustración y su propuesta de mejora de la condición humana, frente a toda suerte de temores ancestrales. Una apuesta preventiva que no se salte la ética.

Sabemos que el consumo de drogas comporta riesgos. Pero sabemos también que conlleva placeres que hacen la decisión de consumir inasequible a discursos sobreactuados. Por eso la prevención no tiene nada que ver con insuflar en la ciudadanía miedos irracionales a las sustancias. La prevención tiene que ver, sobre todo, con el desarrollo personal, con hacer posible la capacidad de tomar decisiones informadas, autónomas y responsables. Nadie dice que sea fácil, pero merece la pena intentarlo.

Más allá de presentar propuestas concretas, de esto he pretendido hablar en las dos jornadas en las que he participado recientemente: Seminario Menores  y alcohol, de ADES, y Proyectos innovadores en prevención del consumo de cannabis en los jóvenes, del Ayuntamiento de Valladolid.

Anuncios