Archivo de la etiqueta: participación

Prevención del abuso de drogas, participación y salud comunitaria

 

El Ayuntamiento de Barbastro se encuentra en pleno proceso de elaboración de su Plan de prevención de adicciones. En ese contexto, organizan una sesión de trabajo a la que, por mediación de Manuel Bueno, técnico del SARES de Huesca, me invitan a participar. Por mi parte, encantado y agradecido. La sesión tendrá lugar esta misma mañana, y mi propuesta de trabajo es la siguiente:

  • En primer lugar, y con ánimo de contextualizar cómo entiendo el trabajo comunitario, haré una breve presentación. Básicamente, trataré de sentar algunas ideas básicas sobre prevención y comunidad, para terminar con un intento de decálogo: 10 claves a tener en cuenta antes de embarcarte en un proceso comunitario:
    • La inteligencia colectiva puede mostrar respuestas no previstas en ningún manual, si el proceso puesto en marcha lo facilita.
    • Las intervenciones deben estar basadas en el diálogo respetuoso entre perspectivas diferentes, a años luz de todo intento de revitarlizar el “despotismo ilustrado”.
    • El trabajo comunitario pasa por establecer cauces que permitan acoger la diversidad que nos constituye, en cuanto a culturas y experiencias.
    • El propósito de la intervención comunitaria es el empoderamiento personal y colectivo para tomar decisiones, en procesos participativos que atiendan a la voluntad compartida.
    • La prevención, por su propia naturaleza debe ser precoz, acompañando con sus propuestas los procesos de socialización desde su origen.
    • Las actuaciones preventivas se benefician de la continuidad que, de otro modo, las condena a la irrelevancia, alimentando actuaciones en distintos ámbitos y en diversos momentos.
    • Conviene tener en cuenta la evidencia existente, sin olvidar que siempre es limitada (porque no somos cobayas) y provisional (porque “hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad”, como cantaban en la conocida zarcuela).
    • Es insustituible el respaldo de la educación, pero una educación abierta, atenta a los ritmos y necesidades de la realidad, que ponga a las personas en el centro de los proyectos que promueva.
    • Las familias difícilmente podrían quedarse al margen de un proceso de reflexión colectiva en torno a la prevención del abuso de drogas, siendo tanto lo que, por acción u omisión, pueden aportar.
    • Dedicar un tiempo, y algunos recursos, a evaluar qué tal van las cosas, es conveniente si queremos saber por dónde andamos, qué sentido tiene el trabajo en marcha, qué tal nos llevamos…
  • A partir de aquí comenzará la parte más sustanciosa de la jornada, en la que dinamizaré una reflexión colectiva sobre componentes y dinámicas a tener en cuenta en un proceso como el puesto en marcha. Componentes técnicos, claro está, pero también relacionales: cómo colaborar sin dejarse la piel.

Mi función será de mero dinamizador, convencido como estoy de que lo importante es lo que las personas que participen tengan a bien compartir. Yo no voy a poner las respuestas, sino que me limitaré a subrayar algunas preguntas:

  • ¿Dónde intervenir?
  • ¿Quién debe hacerlo?
  • ¿A través de qué metodologías?
  • ¿Cómo organizarnos para colaborar?
  • ¿Cómo evaluar el trabajo realizado¿
  • ¿Y la relación que requiere un trabajo comunitario comme il faut?

Confío en que pasemos un buen rato y que surjan algunas propuestas que sirvan de inspiración en el proceso de elaboración del mencionado plan.

Aquí dejo la presentación que utilizaré para contextualizar la jornada.