Archivo de la etiqueta: políticas públicas

Informes internacionales sobre drogas: ¿reflejos de la realidad?

Imagen del World Drug Report 2018.

Recientemente ha publicado UNODC su Informe Mundial sobre Drogas 2018, poco después de que el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías hiciera lo propio con su Informe Europeo sobre Drogas 2018. Quizás sea ir un poco a contracorriente, pero a mí la primera pregunta que me suscitan estas publicaciones es esta: ¿para qué sirven estos informes?

Podemos acordar que el principal propósito de estos informes es ofrecer un dibujo razonablemente preciso del estado de la cuestión en el que fundamentar las políticas a desarrollar. ¿Lo consiguen? Tengo mis dudas. Hemos de tener en cuenta que estos informes no resultan de estudios específicos, sino que se alimentan a partir de las encuestas nacionales, que no se realizan, ni mucho menos, con frecuencia anual. En el caso de España, por ejemplo, se realizan cada dos años, tanto el EDADES (población general) como el ESTUDES (adolescentes que asisten a la escuela), una práctica que ni de lejos se reproduce en otros países. Ni de Europa ni de otros continentes.

Si observamos las fuentes originarias del informe europeo, mientras que en el caso de España se han utilizado datos correspondientes a 2015, Hungría y Reino Unido aportan datos de 2010-2011, Países Bajos y Finlandia de 2012, etc. Datos que en ocasiones ya han sido utilizados en informes anteriores. Si nos vamos al informe mundial, encontramos una situación parecida. La información utilizada es la procedente de los gobiernos. Se supone que los datos incluidos en el informe 2018 corresponden al año 2016, pero en realidad son los datos de los que en el momento de cumplimentar el cuestionario de UNODC disponen los gobiernos. Viendo lo que hemos visto en relación con Europa, la situación en otros continentes no será mejor. Sobre estas limitaciones escribe la propia UNODC  en el Methodology Report que publica junto con el informe global. Como reconocen en ese documento, “in general, the quantity of information provided on illicit drug supply is significantly better than that of information provided on drug demand”.

En estas condiciones, da la impresión de que el dibujo que se pretende quizás tenga una forma más cubista que realista. Conocer la situación actual del consumo de drogas a escala europea o mundial con datos que en algunos países se remontan a varios años atrás. parece una pretensión algo excesiva. No sostengo que no deban hacerse encuestas y publicarse informes. Lo que sí intuyo es que quizás merezca la pena explorar otras metodologías que ayuden a identificar usos y tendencias de manera más inmediata y menos incierta.

Sobre la imagen perversa del mundo de las drogas que refuerzan informes que dejan fuera de su dibujo sustancias como el alcohol y el tabaco, hablaremos otro día.

Anuncios