Archivo de la etiqueta: tabaquismo

El tabaquismo, una dependencia en declive

Cartel de la OMS para el Día Mundial sin Tabaco 2014.
Cartel de la OMS para el Día Mundial sin Tabaco 2014.

Hoy se celebra el “Día mundial sin tabaco” que convoca cada año la Organización Mundial de la Salud. El lema propuesto en esta ocasión es Subir los impuestos del tabaco. Parte de la evidencia existente con respecto a que si dificultas el acceso al tabaco, se reducirá su consumo general y, lo que quizás sea aún más importante, disminuirá el inicio en el tabaquismo de las generaciones más jóvenes.

Afortunadamente, el tabaquismo está en pleno retroceso. Por supuesto que aún queda mucho por hacer a escala mundial y en nuestro propio país. Pero desde que se aprobó el Convenio Marco para el Control del Tabaco,  suscrito ya por 177 países, el consumo de tabaco empezó a perder espacio social. Desde el punto de vista de la salud pública, una buena noticia. Y también desde el punto de vista de impedir que la industria tabaquera siga haciendo y deshaciendo a su antojo, como hizo durante décadas a costa de la salud de la población mundial.

Una mayor cultura sobre la salud, un manejo más efectivo de competencias psicosociales que permitan contener las presiones sociales al consumo y unas mayores barreras de entrada al consumo son tres elementos clave para poner freno a esta dependencia que tantas enfermedades y muertes ha acarreado. Por ellas hay que seguir apostando. 

De lo que me declaro alérgico es del tremendismo. El drama, la tensión, están bien para el cine. Pero la vida real ya tiene de por sí suficiente dramatismo como para hacerla aún más desagradable. Ni siquiera en nombre de la salud, uno de los bienes más preciados para casi todas las personas. Como escribí en esta entrada sobre campañas dirigidas a adolescentes, no todo vale para hacer prevención. Por eso no me convencen campañas como la representada por el espeluznante vídeo “Baby Love”, de la Sociedad Finlandesa contra el Cáncer. Estoy convencido de que la promoción de la salud puede ser divertida (que no frívola) sin perder efectividad, y de que ayudar a pensar y a tomar decisiones no debe pasar por acongojar a la gente. Porque en tal caso, pueden acabar colisionando valores morales, sin que la salud sea, necesariamente, el que siempre deba prevalecer.

Anuncios